martes, 28 de octubre de 2014

Dueños de Internet

Autor:
PhD. Guillermo Choque Aspiazu
http://www.eldiario.net/
Publicado en:
Agosto 2 de 2010

La idea de una red de computadoras diseñada para permitir la comunicación general entre usuarios de varias computadoras se ha desarrollado en un gran número de pasos. La unión de todos estos desarrollos culminó con la red de redes que se conoce como Internet. Esto incluía tanto desarrollos tecnológicos como la fusión de la infraestructura de la red ya existente y los sistemas de telecomunicaciones. Las más antiguas versiones de estas ideas aparecieron a finales de los años 1950. Implementaciones prácticas de estos conceptos empezaron a finales de los años 1960 y a lo largo de los años 1970. En la década de los años 1980, tecnologías que se reconocen como las bases de la moderna Internet, empezaron a expandirse por todo el mundo. En los años 1990 se introdujo la World Wide Web, que se hizo ampliamente aceptable y de uso común. Un método de conectar computadoras, prevalente sobre los demás, se basaba en el método de la computadora central o unidad principal, que simplemente consistía en permitir a sus terminales conectarse a través de largas líneas alquiladas. Un pionero fundamental en lo que se refiere a una red mundial, J.C.R. Licklider, comprendió la necesidad de una red mundial, según consta en su documento de enero de 1960 denominado “Simbiosis Hombre-Computadora”.


Internet puede ser definida como "Una red de redes de computadoras" que se encuentran interconectadas a lo largo del mundo, nadie es dueño de Internet simplemente cada usuario paga su conexión hasta llegar a la red. Para proporcionar una idea de cómo Internet se incorpora a la sociedad se debe recordar que la radio demoró veinte y ocho años en llegar a cuarenta millones de personas y la televisión solo tardo diez años en llegar a la misma cantidad de gente. Internet apenas tardo tres años en llegar al mismo número de personas y pronto será un elemento de comunicación más en la vida cotidiana. Se calcula que en el año 2000 los usuarios de Internet eran aproximadamente 300 millones.

Internet nació en los Estados Unidos como un proyecto de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa”. La misma buscaba intercambiar información entre los investigadores, científicos y militares, ubicados en distintos sitios distantes. La red debía soportar un ataque nuclear sin perder la conexión con el resto de los sitios, constaba de cuatro computadoras interconectadas y se llamaba DARPANET. En el año 1972 ya había conectadas 37 computadoras y pasó a denominarse ARPANET, la aplicación más utilizada en ésta era Telnet para luego pasar a ser el email o correo electrónico. Hacia el año 1984 la “Fundación Nacional de la Ciencia” estableció la NSFNET paralela a la ARPANET para la investigación académica que ya estaba saturada, también la NSFNET se saturó hacia mediados del año 1987 y no precisamente por la actividad académica. En éste último año se redimensionó totalmente la NSFNET, con un acceso más rápido, con módems y computadoras más veloces, a ellas podían ingresar todos los países aliados de los Estados Unidos.

En los años 1990 se empieza a conocer como en la actualidad, la denominada red de redes o Internet y se abrió para todo aquel que pudiera conectarse. El protocolo utilizado en esta gran red es el “Protocolo de Control de Transferencia” encargado de contabilizar la transmisión de datos entre computadoras y registrar si hay o no errores, mientas que el “Protocolo de Internet” es el que realiza realmente la transferencia de los datos.

Internet es una red centralizada que se asemeja a un sistema circulatorio con sus capilares, venas, arterias y músculo cardíaco. Los proveedores más pequeños son los capilares, en tanto que las venas y arterias son las grandes compañías proveedoras de acceso internacional conectadas a los grandes nodos y, el corazón está en la Corporación Internet Los dueños de la red son los que determinan su funcionamiento y por esa razón, tienen la facultad de controlar los contenidos y hacer uso de ellos para sus fines comerciales y políticos. Internet se ha convertido en un instrumento fundamental para el desarrollo social y humano de los países, sin embargo, al estar en manos de los Estados Unidos y del gran capital de las telecomunicaciones, está en función de sus intereses.

Internet es un conjunto de redes, redes de computadoras y equipos físicamente unidos mediante cables que conectan puntos de todo el mundo. Estos cables se presentan en muchas formas: desde cables de red local, varias máquinas conectadas en una oficina o campus, a cables telefónicos convencionales, digitales y canales de fibra óptica que forman las "carreteras" principales. Esta gigantesca red se difumina en ocasiones porque los datos pueden transmitirse vía satélite, o a través de servicios como la telefonía celular, o porque a veces no se sabe muy bien a dónde está conectada.

En la actualidad gracias al uso del Internet, el mundo ha marcado un cambio importante para las organizaciones, la importancia de contar con una información veraz y oportuna ha ocasionado que las empresas busquen productos más eficientes e innovadores, los cuales hacen posible que las actividades diarias de una organización se realicen de una manera rápida, sencilla y eficiente. Esto mismo ha traído como consecuencia el que la sociedad y el individuo mismo, rompan con viejos paradigmas de comunicación, para adaptarse a la nueva cultura informática que la sociedad y las organizaciones demandan, adaptándose a esta nueva era digital.

Si alguna persona se pregunta ¿de quién es Internet? la respuesta más probable es que se le diga: Internet es de todos, o, quizá, Internet es de nadie. Ambas respuestas están equivocadas. Internet es de Estados Unidos, aunque se la presta al resto del mundo, y eso es precisamente lo que muchos países quisieran cambiar. Es un mito pensar que Internet no tiene dueño. El Gobierno de Estados Unidos controla Internet a través de una organización privada, no lucrativa, llamada “Corporación Internet para la Asignación de Nombres y Números” establecida el año 1998. De hecho, es el Departamento de Comercio estadounidense quien supervisa la labor de los quince miembros del Concejo Directivo de dicha Corporación y son esas pocas personas metidos en una sala de conferencias de la Ciudad de Los Ángeles, quienes administran un sistema de trece servidores gigantes en todo el mundo que permite el envío de miles de millones de correos diarios.

Parece magia cuando se envía un "correo electrónico" y unos segundos después lo pueden leer a miles de kilómetros de distancia. Pero es pura tecnología. Es la Corporación Internet en Estados Unidos, la encargada de asignar la identificación de correo electrónico, permitiendo que haya millones de sitios para visitar en la Internet. Todo parece muy libre. No hay censura abierta en las comunicaciones, es prácticamente gratis y se puede usar Internet casi para cualquier cosa; desde descargar libros y artículos para una investigación hasta escuchar música, archivar fotos y ver televisión, además del ejercicio permanente de comunicación a través del correo electrónico.

Internet es un sistema que conecta cadenas de computadoras y que fue creada por un grupo de ingenieros estadounidenses a mediados de los años 1960 para el Departamento de Defensa. Es, en otras palabras, un invento estadounidense para la guerra y Estados Unidos no está dispuesto a dejarlo en paz. En un momento dado los estadounidenses consideraron entregar el control de Internet a un Organismo Internacional en el año 2006. Sin embargo, cambiaron de opinión para no perder el control de Internet.

Internet es un instrumento fundamental para el funcionamiento de la economía y de la sociedad estadounidense y el gobierno del presidente Obama no quiere correr el riesgo de dejarla en manos antiestadounidenses o poco amistosas, ni siquiera en manos de las Naciones Unidas. La idea de una Internet controlada internacionalmente y no por Estados Unidos suena, a primera vista, como justa y lógica. Pero al más superficial análisis se encuentran varios problemas. Si la Internet, por ejemplo, fuera controlada por un organismo internacional, dictaduras o gobiernos autoritarios podrían censurar la información que cuestionara sus regímenes. O, peor aún, pudieran pedir los nombres, direcciones y teléfonos de aquellos quienes los critican por Internet y, luego, buscarlos y encarcelarlos bajo cualquier pretexto. Incluso ahora, con la Internet fuera de sus manos, los gobiernos dictatoriales limitan enormemente su funcionamiento y contenido dentro de sus países. Imagine entonces, cómo sería si esos gobiernos y otros similares determinaran lo que es posible ver por Internet. A partir de ese momento se dejaría de tener acceso a toneladas de información que hoy están disponibles. Internet está plagado de debates sobre este tema, particularmente en el idioma inglés.

Para conocer más acerca del Doctor Choque y sus publicaciones, haz clic en el siguiente vínculo: